Dañan patrimonio cultural nicaragüense

Rivenses celebran a San Antonio de Padua
14 junio, 2018
Turismo necesita paz para reactivarse
22 junio, 2018
Mostrar Todo

El 13 de junio 2018, el Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, en voz de su codirector, Luis Morales Alonso presentó un recuento de daños al patrimonio cultural del país al tiempo de condenar los actos delincuenciales que llevaron a diversas pérdidas.

El pueblo de Nicaragua es poseedor de invaluables bienes materiales e inmateriales que conforman el Patrimonio Cultural de la Nación, su importancia radica en que nos permite proyectar y fortalecer nuestra identidad.

La vida de las familias se ha puesto en peligro al destruir los patrimonios del pueblo. Para Nicaragua, la destrucción de dichos bienes representa una pérdida valiosa de recursos culturales que son elementos fundamentales en el desarrollo sociocultural de nuestras localidades, generando un empobrecimiento cultural y afectando el turismo.

En León se destruyeron seis casas antiguas, (bar k-23, billares Lezama, Lotería Nacional, Comidería Las Delicias, CUUN UNAN León y restaurante El Carbón) edificaciones originales de 1750.

Las afectaciones fueron en el centro histórico de la ciudad, a 150 metros del Patrimonio Mundial, Basílica Catedral.

Mientras en Masaya se destrozaron tres casas del núcleo fundacional que habían sido construidas aproximadamente en 1890: Alcaldía Municipal, Casa del Maestro y el Centro de Eventos Don Pepe.

Además produjeron incendios y saqueos en el histórico edificio del antiguo mercado municipal de Masaya, en la galería histórica del Museo de Héroes y Mártires de Masaya y el Museo del Folclor en el Centro Cultural Antiguo Mercado de Artesanías arruinando colecciones de vestuario y museografía.

Hubo fuego y repintes totales en el Mural Artístico dedicado a Camilo Ortega y vandalismo en el monumento con placa conmemorativa ofrecida a todos los mártires caídos en Masaya en la liberación de 1979.

“Queremos denunciar ante la comunidad internacional, ante la Unesco, los crímenes contra nuestra cultura. Esto va costar años reconstruirlo, y hay cosas que son irrepetibles, que se perdieron y no volveremos a recuperar”, afirmó el funcionario del INC.

La colonial y turística Granada también fue herida con la quema y destrucción de su edificio colonial y neoclásico de la alcaldía municipal, edificaciones y sitios históricos desde 1524. Fueron incendiadas, en las inmediaciones del mercado municipal, la casa esquinera colonial del Casino Aladin, tienda Dejavu y El verdugo, construcciones que formaban parte del núcleo comercial de la ciudad.

“Cuanto horror, crimen y destrucción han provocado a la cultura de nuestro pueblo”, lamentó Morales.

A León, Masaya y Granada les fueron desmembrados testimonios y documentos antiguos que atesoran la riqueza cultural de la identidad local.