Tipitapa: 264 años de la imagen del Señor de Esquipulas

Cifras de turismo de enero a noviembre 2017
4 enero, 2018
Misquitos inician la fiesta más importante de su cultura
8 enero, 2018
Mostrar Todo

En la parroquia San José de Tipitapa los preparativos están listos para celebrar una de las primeras fiestas religiosas del país, se trata de la llegada de la imagen del Señor de Esquipulas al municipio costero al norte del lago Xolotlán.

El 15 de febrero del año 1754 los pobladores del barrio “La Bocana” veían por primera vez la imagen que mide más de un metro de altura y que en su entonces el color no era negro, sino entre rojizo y morado.

Tipitapa era una zona cuya población constaba de un pequeño asentamiento con apenas 60 casas, pero que fue suficiente para recibir la imagen mandada a tallar a Guatemala en el segundo periodo del siglo XVII.

“La mandaron a hacer inspirados en el Cristo de Esquipulas de Guatemala, pero a mi manera de ver esta escultura es más bella que la misma escultura del Señor de Esquipulas de Guatemala, hablo yo de los rasgos y la perfección en su anatomía”, señaló el actual párroco Oswaldo Tijerino a El 19 Digital.

El recibimiento estuvo a cargo del obispo de Nicaragua José Antonio Flores de Rivera quien en su viaje de León a Tipitapa navegó por el lago Xolotlán, años más tarde -en 1756- el mismo obispo ordenó que el Cristo Negro de Esquipulas, al que todos veneran en la actualidad, fuera el patrono de los tipitapeños.

En un dato recopilado para una revista digital por la periodista Cristhel Vílchez se conoce que “la imagen fue recibida por el pueblo en la bocana del río”, misma que sería “el único testigo de la batalla de San Jacinto ocurrida en 1856”.

Poco después la imagen sirvió como un “escudo” ante la latente amenaza del huracán Mitch, uno de los más fuertes que azotó al pueblo nicaragüense en la etapa final del siglo XIX, la imagen fue sacada de la parroquia donde actualmente permanece para ser trasladada a uno de los barrios anegados por el fenómeno natural, poco después este sector llevaría el nombre de “Lomas de Esquipulas”, como una consolidación a la fe que le tienen a la imagen.

De ahí, tradicionalmente se conoce que la imagen en cada una de sus celebraciones recorre las principales vías del municipio, a un paso no apresurado sus devotos caminan con velas encendidas y se preparan una cantidad de actividades en honor al Cristo Negro.

Para este próximo 06 de enero se tiene prevista la bajada de la imagen, antes de ser colocada en el paso procesional que está adornado con diferentes especies de flores la imagen es frotada con algodón perfumado y vestida con nuevas telas y ornamentos que son proporcionados por los mayordomos de las fiestas en su honor.

En horas de la mañana del 15 de enero se otorga una misa que es presidida por los jerarcas de la Iglesia Católica de Nicaragua, acompañada por las autoridades municipales y clero de la localidad, así mismo por los feligreses que se aglutinan en el interior y las afueras de la parroquia San José. Al caer la tarde los promesantes sacan la imagen a las calles del municipio para hacer el recorrido que tarda al menos cuatro horas.

Las fiestas que tardan un poco más de 15 días culminan con la subida de la imagen del Señor de Esquipulas hacia su pedestal, ahí resguardada por otras imágenes del único templo colonial del departamento de Managua queda en espera del próximo año para cumplir una vez más con el calendario de celebraciones.