Nueva Segovia disfruta de la algarabía chinandegana