Bendicen chicha en honor a San Benito en León

Intur lleva animación y deportes al Centro Turístico de Granada
9 abril, 2017
Espiritualidad en viacrucis acuático en Granada
10 abril, 2017
Mostrar Todo

Cientos de promesantes llegaron a la Iglesia San Francisco en León en las primeras horas de este Lunes Santo en una eucaristía en honor a San Benito de Palermo.

En la misma solemnidad, el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, repartió la popular chica de maíz negrito, una bebida que por ocho años a acompañado esta tradición de la Semana Mayor en la ciudad universitaria.

Asistieron unas 5,000 personas, pagaron promesas vestidos de blanco, otros recorrieron el atrio y el interior de la iglesia de rodillas, algunos con escoba en manos limpiaron las instalaciones de San Francisco para después hacer filas y degustar “la chicha de San Benito”.

Según la delegada del Intur en León, Teresa Ramírez prepararon 20 barriles de chica (5,000 vasos). Grandes y chiquitos recibieron su porción de chicha, familias enteras llevaban vasos y diversos recipientes que les permitiría guardar el líquido luego de ser bendecido.

“Cada año más gente se deja venir, hay del casco urbano de León, de sus comunidades y municipios, pero también de diversas partes del país, además de decenas de extranjeros”, agregó Ramírez.

 

Danilo Buitrago es un compatriota radicado en Estados Unidos desde 1983 y cada año se viene a pasar sus vacaciones a León, “porque yo respeto mucho esta semana y orgullosamente soy leonés donde la religiosidad se vive en cada rincón, estoy haciendo turismo religioso, respetando las tradiciones y probando la chicha de San Benito”, manifestó emocionado.

“Yo ya ni sé cuánto tengo de venir, pero esto es muy importante para nosotros los creyentes y otro aspecto clave es la asistencia de los jóvenes porque a ellos dentro de poco les tocará mantener viva esta bella tradición”, consideró doña Ana María Pérez.

El padre Carlos Carvajal recordó que el Lunes Santo es dedicado a la meditación, pasión de nuestro Señor Jesucristo y la vida de San Benito de Palermo, un varon penitente, hombre de Dios que supo entregarse en la orden Franciscana.

Recomendó a las familias disponer el corazón a Dios esta Semana Santa.