Nicaragua toma medidas ante fiebre amarilla