Miles de católicos celebraron en la ciudad de León la gritería chiquita en honor a la Asunción de María