LAS ALFOMBRAS PASIONARIAS UN ARTE CENTENARIO DEL BARRIO INDIGENA DE SUTIABA

MILES DE VERANEANTES VISITAN EL CENTRO TURISTICO LA BOQUITA ESTA SEMANA SANTA 2015
26 marzo, 2016
INTUR INFORMA RESULTADOS DE SU PLAN VERANO 2016, VAMOS ADELANTE
28 marzo, 2016
LAS ALFOMBRAS PASIONARIAS UN ARTE CENTENARIO DEL BARRIO INDIGENA DE SUTIABA

Esta tradición se ha convertido ahora en un atractivo turístico para miles de turistas nacionales y extranjeros.

Tradición, arte, colorido y sobre todo fe motiva a los vecinos del barrio indígena de Sutiaba, en León, a elaborar las vistosas alfombras pasionarias todos los viernes santos y este año no fue la excepción.

Laboriosas y expertas manos de jóvenes, niños, hombres  y mujeres reflejaron en alfombras multicolores, de aserrín, la pasión y muerte de nuestro señor Jesucristo, sobre las que posteriormente pasa  el santo entierro.

Esta es una tradición que se remonta a poco más de un siglo, tanto así que nuestro máximo poeta Rubén Darío la cita en uno de sus escritos periodísticos.

Muchas de las personas que se dedican a elaborar estas alfombras aseguran que mientras puedan, ellas continuarán con esta hermosa tradición que les heredaron sus padres y abuelos, y desde ya, estos promesantes les están transmitiendo esta tradición a sus descendientes.

Esta tradición se ha convertido ahora en un atractivo turístico que atrae a miles de turistas nacionales y extranjeros que desean ser testigos de la habilidad y arte de los sutiabeños.

Son muchos los visitantes que plasman a través de sus cámaras digitales la destreza técnica de los promesantes que elaboran estas alfombras y que ellos denominan pasionarias, por la pasión y muerte de nuestro señor Jesucristo.

Los diseños de las alfombras pasionarias son de los más variados sobre los pasajes de la vida pasión y muerte del   hijo de Dios.  Rojo, verde, azul, amarillo, ocre, blanco, café y negro son parte de los  colores que utilizan los ingeniosos artistas leoneses para darle vida a sus obras.

Este año 400 metros de las calles de Sutiaba sirvieron para elaborar estas alfombras pasionarias e incluso hubo estampas  vivas de la época de nuestro señor  Jesucristo, como la samaritana en el Pozo, con la que muchos niños se tomaron fotografías. Una de las estampas que se reflejo en las calles de este barrio indígena impactó entres los turistas y fieles católicos que asistieron a presenciar esta tradición religiosa del pueblo leonés fue la de un hombre asemejando ser Jesús de Nazareth flagelado.

Como todos los años el gobierno a través del INTUR brindó apoyo económico a las familias que realizan estas obras con el fin de para mantener estas tradiciones del pueblo católico leonés.