MÁS DE DOS MILLONES DE PERSONAS SE DESPLAZARON POR TODO EL PAÍS DURANTE LA SEMANA SANTA