Cañón de Somoto

Fue descubierto a mediados de diciembre de 2004 por geólogos checos y nicaragüenses. El cañón está conformado por rocas volcánicas ignimbritas cenizosas poco cementadas de la época del Mioceno Superior, es decir, tiene una edad que oscila entre los 5 y 13 millones de años.

El cañón es considerado como uno de los paisajes geológicos más impresionantes de Nicaragua. Es descrito como un espectacular farallón. El denominado Cañón de Somoto es poseedor de una belleza paisajista y está localizado a unos 15 kilómetros al oeste de la ciudad de Somoto, muy cerca de la frontera con Honduras. La estructura geológica tiene una extensión aproximada de tres kilómetros de longitud, está conformada por enormes e impresionantes farallones de roca volcánica de entre 80 y 100 metros de altura, y en algunos sitios su “garganta” reduce su ancho por debajo de los diez metros.

El fondo del cañón es serpenteado por el río Coco, que nace unos cientos de metros río arriba, en la confluencia de los ríos Comalí, que baja de Honduras y Tapacalí que recorre gran parte del departamento de Madriz.

En el Cañón habitan animales como las guardatinajas, venados, garrobos, iguanas, conejos y otros. También en el lugar hay una alameda y cauces que han nacido de manera natural, dando un aspecto embellecedor. Además existe una cueva de murciélagos que depositan sus excrementos por toda el área, lo que es aprovechado por los campesinos para utilizarlos como abono orgánico en el cultivo de aguacate y de otras plantas. Las pozas existentes en el Cañón son bañadas por las corrientes de los ríos que nacen en Comalí, zona fronteriza con Honduras y el río Tapacalí.

COMO LLEGAR:

Hasta ahora, el camino sugerido para llegar al Cañón de Somoto es por medio de la Carretera Panamericana, partiendo de Somoto hasta llegar exactamente a San Gabriel en un tiempo de 15 minutos. Aquí se gira a la derecha y se toma el camino que conduce hacia el valle El Guayabo.