Amsterdam cierra temporada de cruceros en Nicaragua

ultimo-crucero

Con alegres bailes de comparsa, filarmónicos y sones de marimba, el Instituto Nicaragüense de Turismo, INTUR, y la Empresa Portuaria Nacional, EPN, recibieron en puerto Corinto al crucero número 66, último barco que atraca en Nicaragua correspondiente a la temporada 2018-2019.

El crucero Ámsterdam, de bandera holandesa trajo consigo 1,331 pasajeros y 587 tripulantes, procedentes de Cartagena, Colombia, luego de su paso por Nicaragua se dirige hacia puerto Quetzal, Guatemala; los pasajeros a bordo son de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Holanda, México y otros países.

Uno a uno bajó del navío, ansiosos por conocer un poco de las bellezas de este país centroamericano.

Como es tradición al tocar suelo nicaragüense les esperaban niños ataviados con coloridos trajes folclóricos, quienes con una sonrisa y bailes les ofrecieron regalos de parte de INTUR.

De ahí algunos se dispusieron a subir a los buses de las turoperadoras Careli Tours y Nicaragua Best Guides, quienes les brindaron un recorrido por diferentes destinos de León y Chinandega, entre ellos: Casa Museo de Rubén Darío, Jardín Botánico, Catedral y parque de León, y en Chinandega Iglesia Santa Ana, Museo Chorotega, Basílica El Viejo, en el municipio del mismo nombre y en Chichigalpa, hicieron el Tour Flor de Caña.

Otros por su cuenta optaron por conocer la ciudad de Corinto, algunos en triciclos recorrieron las principales calles, parque y restaurantes del municipio, también visitaron la hermosa playa El Espigón donde las olas del mar y la belleza de este lugar les acogieron parte de la mañana.

La crucerista estadounidense Sharon Orby, muy contenta expresó su alegría al visitar Nicaragua, a sus primeras impresiones destacó la amabilidad de las personas y dijo sentirse feliz de conocer un país tan cálido como el nuestro.

El mexicano Ernesto Guevara, quien estaba acompañado de amigos y caminaba por las calles de la ciudad, expresó que en ningún otro puerto los habían recibido de esa forma, “Nos gustó mucho ver a los niños con sus trajes, la música muy alegre, los bailes, un país con muchas similitudes al nuestro, igual de hermoso”.

Los cruceristas del Amsterdam también conocieron un poco de nuestra artesanía.