Granada y Xilonem desbordados de veraneantes