El Viernes Santo miles de veraneantes visitaron La Boquita