Masayas mantienen viva fe y tradición de San Lázaro

Matagalpa, ideal para ciclismo de montaña
19 marzo, 2018
497 carretas peregrinas llegan al santuario nacional de Popoyuapa
20 marzo, 2018
Mostrar Todo

Centenares de dueños de perros de diferentes razas acudieron el pasado domingo 18 de marzo a la iglesia de María Magdalena, del barrio indígena de Monimbó, en Masaya, para darle gracias a San Lázaro por favores recibidos en beneficio de sus perros, por enfermedades de las cuales fueron sanados y se les prolongó la vida.

Darling García, de la delegación departamental del Instituto Nicaragüense de Turismo, INTUR, recordó “que anualmente nuestra institución apoya la celebración de esta fiesta religiosa que es una tradición de la Ciudad de las Flores”.

Esta tradición, explicó, atrae a centenares de turistas nacionales y extranjeros por su alegría, su colorido y su gastronomía.

Cada uno de los promesantes asistió con sus respectivos perros ataviados con trajes multicolores y una candela en la mano hasta donde se encuentra la imagen de San Lázaro para rezarle y agradecerle por los favores recibidos.

Lorena Reyes, afirma que desde hace dos años le paga promesa a San Lázaro, porque un alacrán mordió a su perrito y le pidió al santo y el milagro ocurrió.

Edwin Páramo, otro promesante, también de Masaya, asegura que aunque es primera vez que llegaba con su perra Lacha, celebrará a San Lázaro cada vez que pueda, porque su perrita se encontraba muy enferma, se la ofreció al santo y el salvó la vida. Agregó que esta tradición hay que inculcársela a los niños para que no se pierda.

Y Marta Candelaria Fernández Zavala, relató otro milagro, en este caso con su perrita, de nombre Nill, dijo que “el santo la rescató de una plaga de pulga que estaban acabando con su vida”, ya tiene dos años de pagar esta promesa y seguirá hasta que su perrita tenga vida.

El padre de la parroquia María Magdalena, Pedro Abelardo Méndez dijo que esta tradición sobrepasa los 150 años de realizarse y por lo tanto se ha venido trasladando de generación en generación. Asegura el religioso que la fe y la tradición de San Lázaro en Masaya va creciendo.

Como en años anteriores el INTUR efectuó un concurso para los canes en dos categorías, para seleccionar a los perros ataviados de la forma más original. Estas categorías fueron traje tradicional y promesante.

En cada una de estas categorías se entregaron premios en efectivo de 700 córdobas para el primer lugar y un paquete para las mascotas.

Para calmar la sed y el cansancio de los promesantes y asistentes a la fiesta de San Lázaro, el INTUR entregó bolsas de chicha helada. Algunos promesantes también repartieron chicha entre los fieles católicos.