Volcanes nicaragüenses “van” a Japón