Gastronomía, otro atractivo nicaragüense